Vacuidad

grosz

“¿Te has despertado sabiendo
Que habrás de morir?
¿ Te has despertado queriendo
Cerrar los ojos?”
Me pregunto,
Sé que no tengo tiempo
Para contestarlo.

Los esfuerzos del h0mbre
Son los dolores de niño.
Los lamentos de la mañana
Son los placeres de la noche.
Nada tiene sentido,
Nada.
Tan sólo volver a sí,
Sí mismo
y querer dormir
Hasta que ardan los días.

Las metas de hoy
Son las frustraciones de mañana.
Vivo queriendo lo que no soy
Para luego odiarme con más fuerza.
Las bebidas de hoy,
Son los vómitos de mañana.

Nada tiene sentido,
Nada.

El hombre que esto escribe,
se arrepiente con el tiempo,
Con el roce de la vida.
Vuelve a las palabras,
A estas,
Para reírse,
Arrancarse la cara
A carcajadas.

Lo que he sido
Es la muerte de lo que fui.
Es lo poco que queda.

He matado a mi madre a los 23,
La he amado a los 15.
Mi viejo me odia desde los 17
Sé que aún me desprecia.
Mi hermano me quiso a todo momento,
A mi hermana no la veo hace 4 años.
No me he visto al espejo desde hace tiempo,
Temo verme como antes,
O como ese que escribe esto.

Temo verme como lo que soy,
O lo que he sido.
Nada tiene sentido,
Nada.

¿Me habré querido en algún momento?
¿He sentido calor ante mi sonrisa?
¿He creído en mis palabras
Una vez lanzadas?
¿He mantenido la calma
Al cerrar los ojos?

No he podido con nada
No he ganado desde hace tiempo.
A los 24 he logrado poco menos que a los 15.

Andrés Mauricio no me dice nada.
Cabrera Díaz es una pared que debería ser puerta.

El reto del tiempo
Es la permanencia.
Aguantar al cerrar los ojos
Prender las luces al salir,
Hacer lo que sea por volver.
Hacer lo que sea…
Por nada.

 

Advertisements

A través del espejo

hopper night windows october art room

Te veo mirándote al espejo de reojo
Sin mucho más que el reflejo
De las sombras
A tus espaldas.
No sabes que te miro
Y si lo sabes,
Te encargas de ocultarlo.

Me visto rápidamente
Sintiendo el peso de la ropa
Comiéndome la carne,
Asaltando hasta el último
Rincón del vacío.
Ojalá no lo notes…

Luego caminamos
Sentimos la brisa gélida
sobre los rostros,
Las manos se ocultan una encima
De la otra,
Y hablamos de un par de canciones
Y de un par de poemas
Y de un par de cosas cualquiera
Que nos lleven a pensar en otras
Cosas.

Me dices que me amas
Que valoras cada segundo
Conmigo.
Y en mi cabeza las palabras se
Estrellan y los pensamientos
Se hilvanan sin mayor
Coherencia.
No te imaginas cuanto te quiero,
Seguramente te quiero más que a mí
Más que a cualquier cosa que tenga que ver
Directamente conmigo.

Mientras tanto,
Las nubes se pierden las unas contra las otras
Las estrellas pequeñas se ocultan detrás de las grandes
Como si no hubiese sitio para nada
Como si la noche tuviese que extraviarse
Para que nosotros sigamos caminando.

“¿Te sientes a gusto conmigo?”
“¿Estarás satisfecha
De lo poco
Y de lo triste?”
Y las preguntas se arrinconan
En un beso de despedida.
“Buenas noches”,
Me dices
Y en la esquina la noche se hace más oscura
Y ya no llega la luz.

Te siento lejos…
Las manos sobre mis bolsillos indican que es
Momento de irse rápido,
El tintineo de las llaves
Marca el frío de los pasos.

Siento el ardor en la palma
Cierro los ojos
Camino de memoria
De vuelta a casa.