Sólo a veces (y muy de vez en cuando)

magritte-21184251640

¿Sabes?
A veces busco en mis cuadernos viejas hojas
Eternos retazos de algo que te debí haber escrito,
Y no lo encuentro…
Pareciera ser que nunca han existido.

Me conformo con desparramar las hojas sobre la almohada
Buscando entre las hojas el recuerdo que no sabe a alquitrán
Y me deja tranquilo, pero no, no está
Ya no está.

Te busco de vez en cuando en eternas palabras
Que se quiebran al instante en que son retomadas,
Viejas palabras que se pierden en la sonrisa más ingrata
En el suspiro prolongado, la mirada que se cae y se agita
El cuerpo que se cuece en sudor.

Te he buscado demasiado tiempo
Nunca supe encontrarte.

Me aferré a lo dicho, a lo hecho
A lo vivido y a lo que pudo ser,
A los días sumergidos en intermitencias
A las palabras pronunciadas con sabor a muerte
A un par de reminiscencias que siempre me atacaban
Por la espalda, a mansalva
Justo antes de dormir.

Te he buscado demasiado tiempo
Y ahora sé que nunca te encontré
Nunca supe encontrarte.

Mas te sigo buscando
A pesar del tiempo
A pesar de los esfuerzos.

¿Dónde estás?

Advertisements

Poema marchito.

monet_impresion400

Había algo en esos ojos
Azules
Algo que siempre brillaba
Y mataba
Todo aquello que parecía
Joderme.

Había ese algo que,
Aún hoy no encuentro
No era el azul
Tampoco creo
Que sea el mero
Recuerdo
Es ese algo que
Parecía brillar
Cuando todo estaba más
Oscuro
Y la luz no se filtraba
Por las persianas.

Es ese algo que
Creo que he perdido
Y que dudo
Que vuelva
Es ese azul
Marchito
Que se retuerce
En la memoria.

Por eso ahora
Bebo de día
Y de noche
A veces,
Sólo a veces
Veo el cielo
Y pienso
En ese azul
Que calmaba
Las ansias
Ese azul
Que no parecía
Extinguirse
Esa mañana.

Por eso
A pesar de no
Encontrarlo
Aún lo busco
Y puede que

Nunca vuelvas
A ser la misma
Ni a verme
Igual que antes.

Pero yo
No quiero
Eso
Y tampoco
Quiero
Forzarte a esto
De tener
Que soportar
A un imbécil que,
En sus tardes
O en sus noches
Mira el cielo
Y piensa que
Sería más
Tranquilo
Si fuese azul.

Ese azul
Que calmaba
La desesperanza
Que no conocía
Pero que me habitaba
Por aquel entonces.