Lluvia cansada

study

En la profundidad de una lluvia cansada
La gente se aglomera: miran hacía fuera,
Piensan en esas posibilidades
De grises contornos,
Tan sólo aparentes.

El leve goteo de las esperanzas
Se pierden en el aire,
Y el rojo del ladrillo se convierte
En el rojo de los ojos,
En un verde aún no visto
De un paraíso distante.

Las palabras ya perdidas
En las cunetas inundadas,
Y el clamor de las bocinas
Estropea la avaricia
De un cielo ensangrentado
De blancas estrellas.

En la profundidad de una lluvia cansada,
El cuerpo espera las palabras
Palpita el brillo cobrizo
De las promesas no resueltas,
De las esperanzas aún latentes,
Mientras la ciudad muere bajo el yugo
Del crepitar de los cristales.

En alguna parte
Entre paredes blancas,
Siento la risa de la lluvia
En su cópula con el viento.
Escucho el ruido excitado
De testigos cristales.

Y el cielo se entreteje de
Negras inseguridades,
Y empieza a escampar.

Nunca de vuelta

pennsylvania-coal-town

“Nunca puedes volver atrás”
Lo pienso mientras escribo,
Mientras siento el calor
Golpear derecho la ventana
y Algún pájaro tartamudea en las cercanías.

Lo sé.
“No se puede volver atrás”.
Lo pienso mientras el silencio
Se hace soledad,
Y el dolor se apacigua
Hasta quedarse en un murmullo.

No se puede volver atrás.
Ni volviendo sobre los pasos
Ni retornando a los días vividos
Todo está demasiado cambiado
Todo tiende a doler
A ensartar el puñal.

No he podido volver atrás
Y la soledad guía las palabras
y el ventilador golpea a la noche
Mientras la mirada se pierde,
Mientras no se quiere
Pensar demasiado.

No he podido volver atrás
Y me pesa el día
Y los días
Y la vida
Que no he logrado.

No se puede volver…
Pero se está permanentemente
Regresando.
Para saber que se ha ido
Para saber que no hay un norte
Ni un sur,
Y que se deambula entre calle y calle
Entre silencio y ruido
Sin estar perdido.

No he vuelto
Pero siento el temblor en cada paso
Y en la noche
Los pájaros lloran
Y el ventilador
Arrulla el silencio.

Y todo pasa:
El dolor, la vida,
El cariño, el desprecio,
El hombre
Y sus carencias,
Mientras gimen las palabras
Y todo empieza a caer.

El sonido de mis pasos

KIRCHNER AUTORETRATO CON MUCHACHAS 1914-15.EXPRESIONISMO

Cada vez que miro para atrás
La gente sigue con sus saltos
Y en los andenes,
Los pasos no retumban.

Cada vez que miro para atrás
La gente acelera,
Se siente el quiebre de sus piernas
Mientras perros orinan en las esquinas
Y alguien se detiene al pasar.

Cada vez que miro para atrás
Los pasos se apretujan sobre la baldosa
Y de vez en cuando una se levanta
escurre agua por los lados,
Como sangre a presión
Como saliva entre la risa
Como un abrazo de madre
Como el beso de un muerto
Como el lamido del perro
Como alguien que grita
Para no ser oído.

Cada vez que miro para atrás
me detengo en mis pasos,
miro hacia el suelo
Busco no quebrar las baldosas,
Que sustentan mi camino…
No quiero temblar.

Cuando miro para atrás
Y no hay nadie que me vea
(Nadie que me oiga)
Me detengo en el sonido de mis pasos
En el quiebre de mis hojas.

Dicen de dónde vengo
Saben adonde habré ido,
Se precipitan a la muerte
Me entregan un latido.

Sigo caminando
Recostándome a mis espaldas
Para no escuchar el ruido.