Animal: Cuerpos que se agitan.

Cobra

Crucificados
Se agitan dos cuerpos
En la santidad del momento
Las bocas se retuercen
Y las vísceras se estremecen
Un hombre renace
Tras los pensamientos diluidos
Una mujer gime
Y no hay lío
No hay camino
A más etérea
Ebullición.

Rápido
Lento
El agite
Del momento
Dos bocas
Se rozan
Cabezas
Que se chocan
Y los cíclopes
Que hablan
¿Qué se dicen?
No hay palabras
Sólo el instante
En que los párpados
Se abren
Y las pupilas
Se chocan
Y la imagen
Yace borrosa
Y nos movemos
La cavilación
El infierno
Es el momento
Y aprietas el labio
Te desangras
Dientes afilados
Y la mano
Es el bastón
Del invidente
Que toca
Que quiere
Que descubre
El animal
Que se pierde
En su vientre.

Las bocas chocan
Las lenguas
Son dos palabras
Que brotan
De la seguridad
Que brinda el presente
La dicha
De que no habrá
Ni hay
Mañana
Nada vale
Son dos cuerpos
La música que brota
En la habitación
Una cama rota
Y ni Pantera
Ni Phil
Nos recuerdan
Y James
Se masturba
En un cuadro
Junto a Kirk.

Eddie nos mira
Laberinto
Desidia
“No importa”
Te digo
“Nada importa”
Te repito
Y tú
Siempre tú
Sólo gimes
¿Encantada?
¿Una farsa?
Pero ahí estamos
Perdidos
Viendo los cuadros
En el cuarto
Perderse
Pensamientos
Inertes
Y todo lo que no se tiene
Parece mentir

No hay más
Que dos cuerpos
Que se agitan.

Plaj/¡Ah!/¡Uf!/
Cinestesia
El sonido se revierte
Las ondas golpean
La brisa que sabe
Amarga
Como la lengua
Perdida
En la aridez
De tu espalda.

Me miras
Sé que lo haces
No me pidas
Que te diga
Pero sé que lo haces
Y yo
Perdido
Diluido
Enfrascado
Veo el negro
La vida
Que se pasa
Viejas
Amistades
Mujeres
Que yacen
Y se pierden
Igual
Pero diferente
Que tú
Que estás
Conmigo.

Y tengo los 30 segundos
El momento de claridad
La vida que se viene
Es transparente
Y todo
Es fácil
Hasta que
Prendes
La luz
Y la ráfaga
Me golpea
Y el semen
Se calienta
En una mancha
Roja
Sobre la camisa
De juventud.

“Me tengo que ir”
“Está bien”
Contesto
Y te veo
Vestida
Protegida
Y yo siempre
Indefenso
Con el falo
Pequeño
Un niño
Que salta
Y busca a su madre
En el supermercado
Y la esperma
No dice nada
No somos nada
Pero estás
Protegida
Y yo siempre
Perdido.

“Está bien”
Repito
Y me visto
Pero algo
Me dices
Que no
Comprendo
Y te miro
Y piensas
Otras cosas
Y ya
No estás
Conmigo.

¿Estoy,
De verdad,
Perdido?

Y no hay
Desierto
Con agua
Ni brisa
Que estalle
La ventana.

Es la vida
Te meneas
Te agitas
Te retuerces
Compartes
Tu saliva
Líquido
Insanidad
Intempestiva
Y me miras
Como si nada
Y no hay día
Que me digas

“Te amo”
Sin que yo piense
Que soy sólo
Otro ente
Inerte
Incapaz
De quererse
Y verte

Siempre
Sonriente.

Advertisements

Te querré un mañana.

Me levanté con ganas
De mandarte a la mierda, de besar tus migajas
Vaciar el recuerdo, perderme en la resaca
De tirar las alhajas y amarte con más ansias
Pero el recuerdo se me ha perdido
En una botella cuyo fondo no he bebido.

Te pensé varias mañanas
En las que la caminaba
Con la mirada enceguecida, con la risa magullada
Momentos de más rabia
Y aún la memoria no me fallaba.

Pero “¿Qué queda después?”
No somos nada
Tras el rincón yaces despistada
No puedo creer
Que te quiera con tantas ganas.

Y cada quién hizo su día
Destruyó la monotonía y paseó por otras vidas
Y ¿Ahora qué?
Me pregunto con las lágrimas atoradas
Y las dudas calcinadas.

El tiempo ha pasado
Y ha dejado todo regado
De mis días quedaron rezagos
De los tuyos aún no me he enterado
Pero “¿Qué puedo hacer?”
No nos queda nada

El recuerdo arde en la garganta
Mientras delirios azules
Se atosigan en mi mirada
Pupilas perdidas
Noche maltratada
Mañana será el día
Te maldeciré en la madrugada
Destruiré el recuerdo, risa coagulada
¡Puta vida!
Te querré entre mis andanzas
Mearé en la esquina de la esperanza.