El lamento…

El cielo llora a carcajadas,
Ese Valium no te calma las entrañas,
Y la calle  yace fragmentada,
En gotas, en la lejanía de la espalda.

La mañana grita, el cielo se rebota,
El mundo a tus pies evoca,
Mil noches sin rosas.

La vida se rebana,
En pétalos sin alma,
Flor cuya existencia diáfana,
Nunca se ha bañado en gracia.

Del jardín no podado,
Fuiste carmín olvidado;
De la noche larga,
Un siervo renegado.

Ya tu final aguardas,
Sin callar el llanto,
Tu, camuflado en nardos,
¿ Ya el Vodka probaste sin recados?.

Lejos, en otro lado. Más allá del dolor mundano. Un hombre derrocha vida y su falo desciende en desvanecida y ausente excitación. Afortunado aquél que la vida rompe con pasión.

Advertisements