Apertura del camino

kirchner_autorretrato como enfermo

He estado en la cima de mis derrotas
He sentido el calor palpitando
He tenido un par de buenos amigos
He corrido un poco más de la cuenta
Me he caído lo suficiente
Me han ardido el fondo de los ojos
Se me ha quemado la garganta y
Aún he tenido algo para decir.

Después de todo
Sea este el comienzo
O el final,
Aún me despierto todas las
Mañanas.

Abro los ojos mientras las
Telarañas de los párpados los siguen
Agrietando.
Y bebo un vaso de líquido que se
Desparrama por las entrañas.
En la continuación de los días
Me queda el presente y un par de aspiraciones
Llamadas a resignarse.

De vez en cuando me quedo dormido
Y el ruido termina por levantarme.
No hay lugar para nadie
Sólo resta vivir.

Se necesita demasiado para hacer vivir
A un hombre,
Tan poco para asesinarlo.
Y con todo sé que vivo
Aferrado a las migajas del futuro
Mordiéndolas por los bordes para no
Terminar vomitando.

 

Advertisements

De ida.

He visto como la descomposición se gesta
En las avenidas y en los bares, prófuga
Hija del desmadre,
Mientras miramos el cielo y los faros no nos dejan tocar las estrellas
Y tan sólo vemos el vaho de los cuerpos hacinados
Navegar en el aire.

Me he perdido horas en las que pienso
Que en la calle las basuras se acumulan
Y los sueños yacen rotos
Tras las jeringas y los cigarrillos
Que nos pasamos por la vida
Cansados
Extraviados
Nadando entre el cemento
Aguantando el ardor
Los callos en los pies son prueba del sudor
De la sangre
Un cuerpo que pide otra copa de alcohol
Mientras sigo en un bus
Atravesando con los ojos la ventana
Viendo mi mirada atrofiada
Tras las luces de una ciudad desolada
Que en su asomo sólo grita despojos
Pitidos, aullidos, ira, quejidos
Lamentos de un siglo marchito
Mientras las paradas se acumulan
En el trayecto de los días
Vidas perdidas
Y sólo queremos llegar a casa
Aterrizar la cabeza contra la almohada
No pensar
Destruir la casualidad
Dormir en la costumbre
Nunca despertar

Quedarnos en lo fácil,
Conformarnos con respirar.