Del amor y otras cuestiones.

Amar no es un simple querer
Amar es pegarse contra las paredes y sonreír
Chupar la sangre de las heridas y pretender vivir
Amar es tan sólo un jodido poema
Que escribió un borracho
Una noche que no tenía ni puta idea qué hacer.

Amar es el complejo de un niño que no tuvo infancia
Pretender seguir dormido cuando el mundo
Confabula para levantar
La ira, la rabia
Amar es tan sólo un trago amargo que se termina
Orinando, a veces vomitando.

Amar es odiar lo que uno es para encontrar cobijo en el otro
Es un espejo en el que se diluye nuestra silueta y se reemplaza
Por otro cuerpo que al final sólo traerá desgracias
Amar es mentirse, es sonreír ante la nada
Subir la cabeza para no parecer otra piltrafa.

Por eso en los libros mentían,
En las películas, en todas las esferas,
El amor es una idea de un publicista
Que tuvo una mala paja y trabajó para vender más viagra
Tan sólo otro boceto imperfecto
Que acabó vendiendo farsas
Escupiendo patrañas
Jodiendo la gente
Jugando con sus esperanzas.
El amor es un contrato ideado por abogados
Para romperse y dejar a ambos desahuciados.

Amar es recitar en voz alta lo que cuando niños nos enseñaron a callar.
Amar es aprender a gritar con dulzura tras un barrizal de mierda
Quebrar los platos antes de lavarlos
Es estar loco al ver en el otro
Algo diferente, a nosotros. 

Por eso al final del día
Cuando la soledad está decidida
A ofrecerme otra bebida
Yo me pregunto si algún día llegará
Siendo que al estar cuerdo
El amor es lo único que me hace respirar

Deseos de la humana insanidad.

 

Advertisements

Ni la prensa ni el radio.

Pareciera que todo se hubiera acabado,
La tele dice que estamos cansados,
Así el suelo se erosione bajo nuestros pies,
Sin un peso pero con mucho para hacer.

El radio cuenta que estás arruinado,
Que tus sueños son otro cajón olvidado,
En la repisa de una imaginación,
Que el dinero compró sin perdón,

Los placebos que ya no receta el doctor.

Y hoy tras el escritorio,
Con el pelo corto a lo vejestorio,
Finges que todo está bien,
Así los días te llenen de sed,
Con el agua inundando tu ser.

Pero te has mamado,
Lo aburrido no te quitó lo parado,
Hoy dices que mueres de pie,
Con las botas puestas y una sonrisa en tu tez,
Así el mundo te devore los pies,
Las mil y un ratas que esperan verte caer.
Porque ni la tele ni los radios,
Tampoco la prensa,
Que cansa con tanto vocablo,
Dan su mano y te dicen que es,
Un momento para renacer.