Probablemente

Munch

No puedes
Hacer sangrar
La madrugada.

La noche sigue
Larga
Y el dolor
Gime en las
Esquinas.

Algo ha muerto
Cuando nadie ha
Visto;
Capaz sea mi nombre,
O ya será el olvido.

Ahora,
Deambulo entre las esquirlas
Del negro y amarillo
Los reflejos de la casa,
Y no hay nada.

Algo se ha muerto.
He escrito tartamudeando,
Y la vida me duele.

Probablemente sea la boca
Rasgada contra la almohada.

Es demasiada esquiva
La penumbra de la mañana,
Y quisiera decir algo,
Pero todo me es distinto
Y sé que es pronto.

Probable…
Probablemente…
Capaz…
Tal vez…

No fue así,
Y puede ser de día.

 

Advertisements

Piel canela.

Serena vida lleva,
Aquella que su piel morena reposa en la arena,
Y su boca el sol no quema,
Porque en ella se baña, el que no teme a la marea,
Fuertes y tersos labios,
Para ella, la que a la brisa desborda,
Entre suspiros, entre aquel hachís que le sale y que provoca,
Respira el momento,
Mirando para afuera y riendo para sus adentros,
Y es que ella lo sabe,
Lo que todos hablan y es miel me sabe,
Que su risa se aleja entre el paisaje,
Siendo este aprendiz de poeta su fiel salvaje,
Encontrando en el ébano de su cabellera,
Refugio para sus noches en vela.

Se resguarda entre sonrisas,
Desdeñando la avaricia y frías caricias,
De aquellos que no la merecen,
Esos que su cuerpo su tacto no estremece,
Nada con prisa, se pierde en el mar,
Morena que mi vida supo conquistar.