Vergüenza de sí


bacon2

El llanto de Dios es la risa del hombre,
Pero él todo lo tolera,
Todo se le permite y todo lo permite
Dios es el esclavo de su propia magnificencia;
El niño que llora por las noches
Porque tiene amor,
Y no sabe qué hacer con el.

La risa de los hombres es la muerte del “otro”,
El camino a los trabajos es el bosque transitado
La gente muere con cada paso,
Se sumerge en la arena para sólo salir cortado
Y de vez en cuando alguien grita,
Agonizando,
Y todos dan la vuelta
Esperando verlo morir.

Los lobos se agitan al morder sus propias vísceras
Y las palabras se disuelven en las garras de aquel que,
Estando solo,
Se incrusta en la vida de alguien más,
De ese otro que,
También sólo,
Calma su vida alejándose de sí.

Se siguen los pasos al subir a los transportes:
Unos huelen mejor que otros,
Se han esforzado por ocultar las garras,
Devenir sintéticos.

El hombre es lo que el hombre no expulsa
Lo que le enseñaron a ocultar para aparecer menos animal.

A ello se llama hipocresía.
Pero pareciera ser sólo tolerancia.

Y con todo eso
Se sigue viviendo.

A pesar de eso.
Y por eso.

Somos la negación de lo que fuimos,
Y  jugamos a ser “otro”.
Sobrevivir.

¿Me permites reír,
Así me cueste llorar?
Soy la vergüenza que queda
De eso que fui.

Advertisements

2 responses

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s