La danza de algún vivo.


duchamp1

Instantes
El instante en que se nace
Y al mismo tiempo se empieza a morir
No hay nada perfecto
La vida es así.

Instantes
Un ratón que camina entre mis piernas
El perro que ladra
Se levanta,
Luego vuelve a dormir
Y nada cambia
Todo sigue así
Y la vida 
Se escurre
Y se divierte
Sin mi.

Instantes
El sueño que desgasta
La sonrisa de ayer
Una botella de vodka 
Pimienta
Tragos largos,  sorbos cortos
Amigos,
Siguen vivos,
Pocos,
Cada día más curtidos
Y la pelea no termina
Y siempre pareciera
Estar por empezar.

Rostros cicatrizados
Una línea sobre mi ojo
Me golpeé a los tres años
La piel magullada y corroída
En las rodillas
Un cuerpo que sangra
La vida que no alcanza
Y el mañana ya no existe
No promete,
Y las marcas ya me marcan
Y no hay tiempo
Ni lugar
Ni momento
Ni gente
Para cambiar.

Para volver.

Para irse y nunca más volver
Y volver a lo que no se fue
Y arreglar algo
Levantarse ante los golpes
Hacer de la esperanza
Realidad.

Y no me calmo
Son esos instantes
Cortos, a veces calmos
En que el cuerpo se agita
Y se mira para arriba
Y en el techo no hay estrellas
Y no se tienen botellas
Y ya no se quiere a nadie
Y amarse a sí mismo es tan efímero
Como despertarse en la mañana
Y caminar ya duele
Y el perro me mira
Como quien dice,

“¿Qué nos queda?”

Y no hay nada.

Sólo queda un cuerpo
Desparramado
En su silencio.

Arañándose contra el silencio
Peleando contra los muertos
Jugando a sonreír.

Estos instantes
No tienen fin.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s