Momentos.


Me pregunté varias veces si algún día llegaría
El momento en que la sonrisa se pudriría
En un gran trazo pintado por un anónimo.

Me interrogaron los momentos en que creí estar contento
Los días en que más rabia me daba
Los días en que la desdicha se dibujaba en mi cara
Para al final sólo sentir el puto descontento.

Y me bajaba varios tragos
Algunos dulces, otros amargos
Para sentir el ardor en la garganta
La sensación del vómito
Rebeldía barata de cualquier alcohólico
Que de sus vísceras explota
Para teñirlo todo
De su olor nauseabundo
Aullidos que salen de lo más profundo
Otro humano que se destruye en su pugna con el mundo.

Por eso un día pretendí vivir sin ello
Sonreír para no parecer otro esperpento
Mantenerme allí para no sentir el frío del mundo
Que en su lejanía se vuelve murmullo
Y en su cercanía tan sólo genera malestar
Recuerdos de los días en que se tuvo felicidad.

Pero esas cosas ya no importan
No valen la pena
Yo sigo aquí, en el mismo cuerpo
Despreciándolo todo
En medio de mi puto resentimiento
Porque soy un hijo de perra
Que sólo se entiende en su descontento.

Ojalá algún día
Alguna tarde
Ojalá nunca de noche
Me de cuenta
Que nací para estar muerto.

Otro entusiasmado con el féretro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s